jueves, 24 de mayo de 2018

Una portavoz del Gobierno israelí, sobre la matanza en Gaza: "No podemos meter a tanta gente en la cárcel"

El equipo de Netanyahu se afana en defender la actuación de sus soldados y en culpar a las víctimas. El primer ministro asegura que "los métodos no letales" no funcionan en la Franja y un ministro equipara a los palestinos muertos con los nazis

La portavoz del gobierno israelí Michal Maayan.
La portavoz del gobierno israelí Michal Maayan.
"¿Por qué las fuerzas israelíes disparan a matar a los manifestantes en Gaza?" "Bueno, no podemos meter a tanta gente en la cárcel". Esa es la respuesta que Michal Maayan, portavoz del Gobierno de Israel, daba a un periodista irlandés de la cadena RTÉ. 
En las últimas horas, ante las continuas condenas internacionales por la matanza en Gaza, el Gobierno israelí ha tratado de justificar de una forma u otra el asesinato de 62 palestinos en las protestas de este lunes y martes en la Franja. Las vergonzosas palabras de la portavoz no han pasado desapercibidas y se han viralizado a través de un vídeo difundido por redes sociales.
Maayan trata de defender a los soldados israelíes y asegura que disparan para "disuadir" a los manifestantes y obligarles a moverse. La mayoría de los muertos, entre los que al menos ocho menores, una de ellos una bebé de apenas ocho meses, fue por disparosY de los más de 2.700 heridos presentaban lesiones de bala o metralla.
Las palabras de la portavoz van en la línea de las declaraciones públicas realizadas por el Ejecutivo hebreo: defender la actuación de su Ejército y culpar a las víctimas. Sin ir más lejos, el mismo primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha declarado este miércoles en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CBS que"los métodos no letales" no funcionan para Gaza.
El líder israelí culpa al movimiento palestino Hamás de los muertos, al acusarlos de buscar víctimas. "Nosotros intentamos minimizar las víctimas. Ellos intentan que las haya para poner presión sobre Israel", asegura Netanyahu. "Empujan a civiles, a mujeres a niños a la línea de fuego con el objetivo de obtener víctimas", añadió el primer ministro israelí, que también acusó a Hamás de "pagar" a los palestinos para participar en las protestas. "Desafortunadamente, estas cosas son evitables. Si Hamás no los hubiese empujado, no hubiese pasado", añade Netanyahu.
Entre otras declaraciones de miembros del Gobierno israelí, cada cual más beligerante, destaca la del ultraderechista Gilad Erdan, ministro de Asuntos Estratégicos y Seguridad Pública, que ha llegado a comparar a equiparar a los palestinos muertos con los nazis. Para Erda, el número de fallecidos "no indica nada" al igual que "el número de nazis que murieron en la Guerra Mundial no hace que el nazismo sea algo que uno pueda explicar o comprender", ha escrito en Twitter.


La embajadora de Israel en Bélgica justifica la masacre: “Todos los palestinos muertos a tiros eran terroristas, incluidos los ocho niños”

Por Kaos. Internacional
KAOS EN LA RED - Publicado en: 17 mayo, 2018 

Decenas de miles de palestinos en Gaza protestaron el lunes en la frontera contra la toma de posesión en Jerusalén de la embajada de Estados Unidos en Israel.
























La protesta del lunes en Gaza, en el marco de la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, mató a 58 personas, incluidos ocho niños, y más de 2.400 heridos. El número de víctimas humanas aumentó aún más este martes por la mañana con el anuncio de la muerte de un bebé, que murió después de inhalar gas lacrimógeno durante los enfrentamientos.

Según informa LeSoir.be, la embajadora de Israel en Bélgica, Simona Frankel, dijo que “todos los palestinos muertos a tiros eran terroristas, incluidos los ocho niños”. También agregó: “Lamento mucho por cada humano que ha muerto, incluso si son terroristas. Hay 55 terroristas que intentaron cruzar la barrera para ingresar al territorio”.
Según la embajadora, el grupo terrorista Hamas ha tomado como rehenes a los palestinos que viven en la Franja de Gaza. “Hamas es el único responsable. Decidieron sacrificar a sus hermanos y hermanas por una guerra mediática”.
“Queremos defender, proteger nuestro territorio. Preferimos tener críticas a que luego expresen sus condolencias”, justificó la embajadora que rechaza cualquier mediación con Europa o Estados Unidos. Ella aboga por un diálogo directo. “Todos los que pueden contribuir a la paz son bienvenidos”, aseguró Simona Frankel.
Fuente de la noticia

Naciones Unidas acusa a Israel de matar de forma "indiscriminada"

"Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla", critica la ONU tras la matanza de este lunes en Gaza.
Un grupo de palestinos huyen y se tiran al suelo ante el fuego israelí en Gaza. /REUTERS
Un grupo de palestinos huyen y se tiran al suelo ante el fuego israelí en Gaza. /REUTERS
La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha denunciado este martes que Israel mata de una forma que "parece indiscriminada" y recordó que querer saltar o dañar una valla fronteriza (la de la Franja de Gaza) no justifica el uso de munición letal.
"Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla. Dispararon a un amputado doble, ¿que amenaza es un amputado?", afirmó el portavoz en Ginebra de la Oficina, Rupert Colville.
"Parece bastante claro que se está matando de forma indiscriminada", precisó Colville. "El uso de la fuerza letal debe ser el último recurso, no el primero y debe responder a una amenaza a la vida. El intento de saltar o dañar una valla, o lanzar cocteles molotov no es claramente una amenaza de muerte", subrayó el portavoz, que puntualizó que el hecho de que no había "amenaza real de muerte" contra el Ejército israelí se demuestra en el hecho de que solo un soldado israelí resultó herido leve. "La comparación de cifras habla por si sola"
Según datos de la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), 58 personas murieron este lunes como consecuencia de la represión israelí contra las protestas palestinas en Gaza. Una cifra que el Ministerio de Salud palestino ha elevado a 60, entre los que hay ocho menores de edad. De los más de 2.700 heridos ─entre los que hay 225 menores─, la mitad fue por impactos de bala o metralla.
"Ayer fue el día más violento desde la guerra de 2014", ha denunciado Unicef. Entonces, perdieron la vida más de 2.000 palestinos en 50 días durante la operación israelí militar Margen Protector. Ahora, desde que comenzaran las protestas de la denominada Marcha del Retorno el pasado 30 de marzo han muerto 109 palestinos y más de 12.000 han resultado heridos, la mitad de ellos por munición real.
Los palestinos conmemoran este martes la Nakba (Catástrofe) que supuso para ellos el nacimiento del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948, con una huelga general y un día de duelo por los fallecidos de ayer en medio de lainauguración de la embajada de EEUU en Jerusalén. Se esperan nuevas protestas y enfrentamientos con las fuerzas israelíes en Gaza y Cisjordania. 
Colville recordó que el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, ha definido lo que ocurre en Gaza como "muertes ilegales" porque el la Franja es un territorio ocupado por Israel, y es una violación de la cuarta Convención de Ginebra, el tratado que rige la actuación en zonas de conflicto. Al mismo tiempo, Colville definió la situación en Gaza como de "pesadilla" dada la falta de camas de hospitales y de personal para tratarlos y denunció que "Israel una vez más no ha dejado salir de la Franja a palestinos heridos para obtener tratamiento en otro lugar".
El portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Jens Laerke, confirmó que Israel sigue "controlando" la salida desde Gaza y que la situación sanitaria es "una tragedia" dada la falta de capacidad para atender a "cientos de heridos" y que se están quedando sin materiales esenciales y se quedarán sin carburante en menos de una semana.
Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), añadió que la capacidad de reacción de los hospitales de Gaza está en mínimos desde hace una década a causa del bloqueo israelí a la franja, y que una de cada cinco medicinas esenciales se han agotado y se necesitan urgentemente tanto antibióticos para tratar a los heridos como tratamientos para el cáncer. 


La ONU acusa a Israel de cometer crímenes de guerra e insta a terminar con la ocupación de Palestina

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos inauguró una sesión urgente del Consejo de Derechos Humanos, convocada para debatir la represión contra los palestinos en Gaza.
Un chico sostiene una bandera palestina en medio del humo durante las protestas contra el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén. / Reuters
Un chico sostiene una bandera palestina en medio del humo durante las protestas contra el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén. / Reuters
El relator especial de la ONU sobre los derechos humanos de los palestinos, Michael Lynk, dijo este viernes que el "asesinato deliberado" es un crimen de guerra de acuerdo al Estatuto de Roma, al referirse a la muerte de manifestantes palestinos en Gaza por disparos de soldados israelíes.
Al intervenir en una sesión urgente del Consejo de Derechos Humanos convocada para debatir sobre la situación en Gaza, Link afirmó que ese tipo de acciones tambiéviolan gravemente las Convenciones de Ginebra, que rigen el Derecho Internacional Humanitario.
Agregó que cualquier condena de lo que ha ocurrido en Gaza "es vacía si no está acompañada de una persecución ante la Justicia y de una rendición de cuentas". El relator cifró en "más de un centenar" el número de manifestantes muertos "a manos de las fuerzas israelíes" y en más de 12.000 los heridos, muchos de ellos con lesiones "devastadoras".
"Las protestas en Gaza han sido casi totalmente pacíficas y sin armas. Miles y miles han marchado, cantado, protestado contra sus condiciones de vida y reclamado el derecho a un futuro mejor", dijo el relator, quien hace el seguimiento de la situación de los derechos de los palestinos en los territorios ocupados por Israel.
Frente al discurso del Gobierno israelí de que ha actuado en defensa propia, Link explicó: "sí, algunos han arrojado cocteles molotov, hecho volar cometas incendiarias o arremetido contra la valla de alambres en la frontera de Gaza, pero la gran mayoría ha actuado de forma no violenta en las últimas siete semanas".
Miles de palestinos han participado desde el pasado 30 de marzo en manifestaciones pacíficas para reclamar su derecho al retorno a las tierras ocupadas por Israel, pero el pasado día 14 la represión israelí causó más de 60 palestinos muertos en un solo día.

Israel debe poner fin a la ocupación de Palestina

Antes de las declaraciones de Link, el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo que Israel debe poner fin a la ocupación de los territorios palestinos, donde la gente está "enjaulada en tugurios desde que nacen hasta que mueren".
"La ocupación debe terminar, de modo que el pueblo de Palestina pueda ser liberado", sostuvo al inaugurar esta sesión urgente.
Zeid explicó que el "fuerte contraste entre las víctimas de ambos lados" es una clara evidencia del uso desproporcionado de la fuerza de parte de Israel, pues sólo un soldado resultó levemente herido por una piedra.


Residentes de Gaza viven en una “jaula tóxica”, dice comisionado de Derechos Humanos de la ONU

“Los asesinatos resultantes del uso ilegal de la fuerza por parte de una potencia ocupante también pueden constituir asesinatos voluntarios, una grave violación de la Cuarta Convención de Ginebra”, concluyó.

Zeid Ra'ad al-Hussein criticó duramente al gobierno de Israel por su trato hacia los palestinos en la Franja de Gaza y aseguró que su respuesta a las recientes protestas fue "totalmente desproporcionada".

 - LR21
Israel ha mantenido a 1.9 millones de palestinos “enjaulados en una suerte de favela tóxica desde el nacimiento hasta la muerte” en la Franja de Gaza, dijo el viernes el comisionado de derechos humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al-Hussein, en una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos.
Los comentarios se producen cuando el consejo comenzó a considerar la posibilidad de enviar una comisión internacional de crímenes de guerra a Gaza para investigar los asesinatos de manifestantes a manos de las fuerzas israelíes, especialmente durante la violenta jornada de la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Fuerza desproporcionada

Zeid dijo que Israel ha estado “privando sistemáticamente” a los palestinos de sus derechos civiles y que si se termina “la ocupación (…) la violencia y la inseguridad desaparecerá en gran medida”.
También denunció que hay “poca evidencia” de que Israel haya tratado de minimizar las bajas durante las protestas a principios de esta semana y que “las acciones de los manifestantes por sí solas no parecían constituir una amenaza inminente a la vida o una lesión mortal que podría justificar el uso de la fuerza letal”, como sucedió.
“Los asesinatos resultantes del uso ilegal de la fuerza por parte de una potencia ocupante también pueden constituir asesinatos voluntarios, una grave violación de la Cuarta Convención de Ginebra”, concluyó.

Ejército sionista: «Disparan a matar contra cualquiera y eso no es lo que nos enseñaron en el Ejército»

Por Mikel Ayestaran
KAOS EN LA RED - Publicado en: 17 mayo, 2018 

Antiguos francotiradores de Israel critican la fuerza empleada contra los manifestantes palestinos y hacen responsable al Gobierno de esta represión.





















Antiguos francotiradores de Israel critican la fuerza empleada contra los manifestantes palestinos y hacen responsable al Gobierno de esta represión.

Gaza se recupera de la peor masacre sufrida desde la guerra de 2014 después de que Israel matara el lunes a 60 manifestantes en la verja de separación. En total, 111 palestinos han fallecido, la mayoría por disparos, y hay más de 10.000 heridos, según datos del Ministerio de Salud, en las movilizaciones de las últimas seis semanas enmarcadas dentro de la ‘Marcha del Retorno‘ que se exacerbaron con la inauguración de la Embajada de Estados Unidos en JerusalénEntre los muertos hay menores, ancianos y periodistas, que trabajaban con los distintivos de ‘Press’ en sus chalecos, todos ellos alcanzados por unos francotiradores que «seguro que cargarán todas sus vidas con esas escenas de las que son testigos a través de la mirilla de sus rifles, no pueden dejar de dar vueltas a cada disparo», piensa Nadav Weiman, quien cumplió su servicio militar como ‘observador’, la figura encargada de ayudar al francotirador en el cálculo y corrección para que su disparo dé en el blanco.
Sin embargo, este veterano del Ejército israelí asegura que «el problema no es de quien aprieta el gatillo, el problema es de un Gobierno que defiende que manifestantes desarmados son un objetivo legítimo. El soldado puede decir ‘no’, pero se enfrenta a la cárcel».
Weiman habla con enfado y disgusto de la situación en Gaza y es uno de los firmantes de una carta abierta en la que cinco exfrancotiradores denuncian las reglas de enfrentamiento del Ejército. Pertenece desde 2010 a la organización Breaking The Silence, grupo formado por exsoldados arrepentidos que documentan los abusos que comete el Ejército contra los palestinos, y piensa que en las protestas de Gaza «se han cruzado todas las líneas rojas, a nosotros nos entrenaron para matar a alguien que realmente tuviera la intención y la capacidad de hacer daño. En este tipo de protestas también se puede abrir fuego en la rodilla contra instigadores, pero en caso de que estuvieran desarmados debíamos pedir autorización por radio. Lo que vemos estas semanas es diferente, no sé cuál puede ser la nueva regla porque se dispara a matar contra gente desarmada, contra cualquiera y eso no es lo que nos enseñaron en el Ejército».
Las cifras de manifestantes muertos se dispararon el lunes. Naciones Unidas acusó a Israel de «matar de forma indiscriminada» y organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF) calificaron de «inhumana» e «inaceptable» la respuesta israelí a las protestas palestinas en la verja. Pero el Estado hebreo argumenta que Hamás utiliza a los manifestantes para intentar sabotear la valla de separación y cometer «actos terroristas» en su territorio e insiste en que no variará sus normas de enfrentamiento. El portavoz militar, Jonathan Conricus, después de elogiar el trabajo de sus hombres en la defensa de la frontera, admitió que ha habido «errores» y que algunas balas han alcanzado a gente que «no era objetivo», según recogió el diario ‘Haaretz’.
Weiman insiste en que «no importa que seas o no de Hamás, el hecho es que esta gente va desarmada y hasta ahora no hay un solo soldado herido. El Gobierno solo busca justificaciones para legitimar estas muertes. Cada dos o tres años parece que hay que hacer cosas así para demostrar a los palestinos que Israel es el jefe».
Gestión del estrés
La presión internacional sobre el Estado hebreo debido al «uso desproporcionado de la fuerza», según Amnistía Internacional, «no afecta a los francotiradores porque están entrenados para enfrentarse a esta situación y obedecen órdenes. No hacen nada de forma impulsiva, están conectados a una cadena de mando y hacen su trabajo», afirma Moshe Farchi, jefe de estudios sobre estrés, trauma y resiliencia en el Colegio Tel-Hai y ‘número dos’ del Mental Home Front Command de Israel.
Pese a su intensa actividad y la tensión permanente en los territorios ocupados y en las fronteras con Egipto, Siria o Libia, el Ejército israelí es uno de los que registra menores niveles de estrés postraumático del mundo, según estudios publicados por el propio Departamento de Salud Mental de las Fuerzas Armadas. Uno de ellos se conoció en 2013 y fijó en un 1,5% el porcentaje de soldados israelíes diagnosticados con este tipo de problema, mientras en ejércitos como el de EE UU el índice alcanzaba el 8%, según la misma investigación.
El profesor Farchi es uno de los responsables de este bajo nivel de estrés postraumático gracias al método para enfrentarse a situaciones traumáticas que elaboró durante sus años en el Ejército. Su sistema se puso incluso en práctica en los atentados de Manchester del 22 de mayo de 2017, y básicamente consiste en «activar a la persona lo antes posible, a poder ser en menos de 90 segundos para que incluso pueda ayudar a los demás. Hay que intervenir de forma inmediata y frenar la sensación de impotencia de quien ha sufrido un evento traumático».
Enlace con el artículo

Violencia en la frontera entre Israel y Gaza: Qué está pasando y a qué se deben los disturbios

Publicado: 16 may 2018 17:14 GMT | Última actualización: 16 may 2018 18:35 GMT - RT
Las multitudinarias protestas de los palestinos en la Franja de Gaza se suceden desde finales de marzo. Este lunes murieron 60 personas. Fue el día más sangriento en la región desde el conflicto de 2014.
Violencia en la frontera entre Israel y Gaza: Qué está pasando y a qué se deben los disturbios
Disturbios entre los palestinos y fuerzas israelíes en la frontera entre Gaza e Israel el 14 de mayo de 2018.
Mahmud Hams / AFP
En la zona fronteriza entre Israel y la Franja de Gaza no cesan los fuertes enfrentamientos entre los militares israelíes y los manifestantes palestinos que desde finales de marzo se acercan a la valla que los separa del territorio israelí. Las Fuerzas de Defensa de Israel responden a lanzamientos de piedras y de artefactos explosivos con disparos de fuego real y gases lacrimógenos, alegando que actúan para defender su integridad territorial.
El Ministerio de Salud palestino reporta a diario sobre los muertos y heridos que se producen en la escalada de violencia que vive la región. Solo este lunes, 60 palestinos murieron a manos de los israelíes, entre ellos ocho niños. Al principio se reportaron 2.410 heridos, pero posteriormente los medios elevaron la cifra a más de 2.700.

¿Por qué se intensificaron las protestas?

Las protestas de la llamada Gran Marcha del Retorno se producen en el marco del 70.º aniversario del inicio del éxodo palestino provocado por la creación del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948. En el mundo árabe, ese día se conoce como la Nakba, o la 'catástrofe', que se conmemora cada 15 de mayo. En esta jornada de luto nacional, los palestinos salen a las calles para expresar rechazo contra la expulsión de sus hogares que sufrió su pueblo tras del nacimiento del Estado hebreo.
Este lunes del 14 de mayo, los disturbios se intensificaron ante la apertura de la Embajada de EE.UU. en Jerusalén ese mismo día, un paso que provocó un fuerte rechazo entre los palestinos y el mundo árabe. El número de muertos que se produjeron en esa jornada, 60, es el más alto en la zona desde el conflicto entre la Franja de Gaza e Israel de 2014.
Bajo el fuego estuvieron también los periodistas que cubrían los disturbios. Hoda Abdel Hamid, corresponsal de la cadena Al Jazeera, denunció la violencia de los militares israelíes contra los representantes de la prensa y contra los manifestantes palestinos, entre ellos muchos jóvenes que no pertenecían a Hamás y protestaban de manera pacífica, sin lanzar piedras o participar en hechos violentos.

La apertura de la Embajada de EE.UU. en Jerusalén

Durante la ceremonia de inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, Donald Trump afirmó a través de un videomensaje que Israel tiene derecho a determinar dónde está su capital. La Liga Árabe condenó la decisión de Washington y reiteró que Jerusalén Este es la capital de Palestina y "parte integrante" de su territorio ocupado desde 1967.
El paso de EE.UU. fue seguido por Guatemala, que también decidió trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén. La apertura de la nueva delegación tuvo lugar este miércoles y contó con la presencia del presidente guatemalteco, Jimmy Morales, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Israel responsabiliza de los hechos a Hamás

Por su parte, el Ejército israelí afirma que en los violentos hechos ocurridos el 14 de mayo cerca de su frontera acabaron con la vida de "24 terroristas con antecedentes terroristas documentados". Israel atribuye la responsabilidad por la violencia e intentos de destruir su valla fronteriza al movimiento palestino Hamás, que considera una organización terrorista.
De acuerdo con Jerusalem Post, los miembros de Hamás acuden a los campamentos de refugiados e incitan a los palestinos a participar en los disturbios a sabiendas de que los militares israelíes van a abrir fuego. Según el medio, este lunes "miles de personas echaron a correr hacia la frontera" como si hubieran recibido "una orden o una señal".

Hamás llama a la intifada

En respuesta al derramamiento de sangre en Gaza, Hamás ha llamado a los palestinos a que inicien una nueva intifada. "La reacción natural a la muerte de personas que protestaban de manera pacífica debería ser una intifada árabe y musulmana", afirmó Jalil al Haya, uno de los dirigentes de Hamás, citado por Ynetnews.
"No hay más opción que prender el fuego en Gaza y Cisjordania en respuesta a lo que pasó", agregó.

La comunidad internacional condena la violencia israelí

La violencia en la Franja de Gaza ha sido el tema central de la sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU de este martes convocada por Kuwait. El embajador de Francia ante la ONU, François Delattre, señaló que el presidente galo, Emmanuel Macron, "condenaba enérgicamente la violencia que las Fuerzas Armadas israelíes están causando".
Por su parte, el representante permanente de China ante la ONU, Wu Haitao, reiteró que Pekín está a favor "del establecimiento de un Estado palestino con su capital en Jerusalén Este que sea completamente independiente y soberano". El diplomático ruso Dmitry Poliansky expresó sus condolencias a los palestinos y señaló que en Oriente Medio "se tomaron muchas medidas unilaterales que van en contra del derecho internacional".
Palestinos huyen del fuego israelí durante una protesta en la frontera entre Israel y Gaza en el sur de la Franja de Gaza, el 14 de mayo de 2018. "Cualquiera puede ser asesinado": La ONU acusa a Israel de matar de manera "indiscriminada"
El lunes, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Israel de genocidio y tildó al país de "Estado terrorista". Ankara solicitó que el embajador israelí abandonara temporalmente el país e Israel respondió con la expulsión del cónsul turco en Jerusalén. La noche de este martes, Turquía expulsó a su vez al cónsul general israelí en Estambul.
A su vez, Sudáfrica decidió retirar a su embajador de Tel Aviv en protesta contra la "violenta agresión" de Israel hacia los palestinos y sus "destructivas incursiones en los territorios palestinos".
Mientras, la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, declaró que Israel "debe respetar el derecho a la protesta pacífica y el principio de proporcionalidad en el uso de la fuerza". La jefa de la diplomacia europea también señaló que Hamás y los líderes de las protestas en Gaza deben velar por que las protestas no sean violentas y pidió a todas las partes del conflicto abstenerse de realizar acciones que puedan conllevar pérdidas de vidas humanas.

Análisis

Mitos sobre Israel a 70 años de la Nakba palestina

La ‘Catástrofe’ llevó a la expulsión de más de un millón de refugiados, cuyos hijos y nietas son parte de la diáspora palestina, hoy integrada por más de cinco millones de personas en el mundo

por Josefina L. Martínez - CTXT

La Boca del Logo
16 de Mayo de 2018
El Estado de Israel celebra cada 14 de mayo un nuevo aniversario de su fundación. Para el pueblo palestino, el 15 de mayo se cumplen 70 años de la Nakba (Catástrofe), el éxodo masivo de un pueblo impuesto por una invasión colonial. Este nuevo aniversario comienza con otra masacre del pueblo palestino: más de 50 asesinados en un solo día por el Ejército de Israel. 
El historiador palestino Waled Khalidi sostiene que la Nakba comenzó en 1948 y continúa hasta la actualidad, dado que el Estado de Israel mantiene su despliegue militar para controlar los territorios palestinos ocupados. Khalidi cuestiona uno de los mitos fundacionales del Estado de Israel, que intenta mostrarse como producto de la autodeterminación del pueblo judío, pero es en cambio un estado colonizador. 
Los antecedentes de la Nakba se encuentran en la decisión británica de abandonar Palestina (donde mantenían un Mandato colonial desde 1918), traspasando a la ONU la responsabilidad de definir su futuro. En 1917, Lord Balfour –apodado 'Balfour el sangriento' por la dureza de su represión en Irlanda– había hecho una declaración prometiendo al movimiento sionista la creación de un “hogar nacional para los judíos en Palestina”. A partir de esa fecha, con el apoyo de los británicos, fue aumentando la penetración de colonos israelíes en territorio palestino. En 1937 por primera vez los británicos sostuvieron la idea de la “partición” Palestina en dos Estados, uno para los habitantes palestinos y otro para los colonos israelíes. Finalmente, en noviembre de 1947, las Naciones Unidas aprobaron la resolución 181 para la división de Palestina, presentándola ante el mundo como una medida “equitativa” y “moralmente justa”. 
Ilan Pappé, historiador y profesor de Ciencia Política en la Universidad de Haifa, asegura que este es otro de los mitos de Israel. Pappé pertenece a una corriente de historiadores israelíes que revisó la versión oficial sobre los acontecimientos de 1948. En sus libros propone un nuevo paradigma, introduciendo el concepto de limpieza étnica, un punto de vista que permite restituir la verdad histórica sobre el expolio que padeció el pueblo palestino.
En diciembre de 1947, los palestinos eran más dos tercios del total de la población, mientras que los judíos eran una minoría. Del total de la tierra cultivada, la mayor parte pertenecía a la población nativa y sólo un 5,8% estaba en manos de colonos judíos. La mayoría de los judíos estaban concentrados en tres ciudades (Haifa, Tel Aviv y Jerusalén) pero su presencia en el resto de las regiones era ínfima. Aún así, la resolución de la ONU le otorgó al nuevo Estado judío el 56% del territorio. Como señala Waled Khalidi, esto fue una llamada para ocupar el resto de las tierras, para lo cual había que expulsar a la población local. En el relato de los colonizadores, la resistencia palestina a la invasión se transformó en una agresión. Las operaciones militares de los ocupantes se narraron como una “legítima autodefensa”. 
Pappé afirma que la Nakba fue un plan sistemático de limpieza étnica mediante la ocupación, destrucción de aldeas y expulsión de la población con el objetivo de “desarabizar” los territorios. Entre fines de 1947 y 1948, 531 aldeas y decenas de barrios urbanos fueron arrasados. Las operaciones no fueron improvisadas. La Consultoría, un organismo creado en las sombras por Ben Gurión, intelectuales y jefes militares, había trazado un plan “D”.
“Estas operaciones pueden llevarse a cabo de la siguiente manera: ya sea destruyendo las aldeas (prendiéndoles fuego, volándolas y poniendo minas entre los escombros) y en especial aquellos asentamientos que resulta difícil controlar de forma constante; o bien organizando operaciones de peinado y control según estas directrices: se rodean las aldeas, se realiza una búsqueda dentro de ellas. En caso de resistencia, las fuerzas armadas deben ser liquidadas y la población expulsada fuera de las fronteras del Estado.” (Plan Dalet, 10 de marzo de 1948, citado por Ilan Pappé).
La ocupación de la ciudad de Haifa comenzó el 21 de abril, buscando la erradicación total de su población árabe. Desde los altavoces, las autoridades judías instaban a las mujeres y los niños a abandonar la villa ante un ataque inminente. Mordechai Maklev, oficial sionista a cargo de la operación, dio una orden clara: “Matad a cualquier árabe que os encontréis”. A la mañana siguiente, miles de personas se amontonaban en el puerto para intentar escapar por mar. Lo peor estaba por llegar: cuando los palestinos se agruparon en el mercado del puerto, los oficiales israelíes comenzaron a bombardear con obuses, provocando una masacre. 
El pueblo de Acre resistió el asedio durante casi un mes, a pesar de estar superpoblado por la llegada de refugiados. Pero los agresores descubrieron un punto débil y envenenaron con gérmenes de tifus el acueducto que suministraba agua a la localidad. La epidemia terminó con la resistencia. El 13 de mayo, dos días antes de la expiración del Mandato británico, la ciudad de Jaffa fue atacada por cinco mil efectivos del ejército de Israel. Después de tres semanas de resistencia, la aldea cayó y sus cincuenta mil habitantes fueron expulsados.
En Saffuriyya, las fuerzas israelíes bombardearon desde el aire para preparar un ataque por tierra, persiguiendo a las mujeres y los niños hasta las cuevas cercanas donde se habían refugiado. En la mayoría de los sitios el ejército tuvo que doblegar la resistencia de la población, una circunstancia que rompe el mito de que los sionistas ocuparon una “tierra sin pueblo”. 
En su libro La limpieza étnica palestina, Pappé apunta también contra la responsabilidad británica en aquellos hechos, sin tomar ninguna acción para frenar la ofensiva y recomendando a la población que abandonara sus casas. También hace referencia a la falta de compromiso de los países árabes con la defensa del pueblo palestino, especialmente en el caso de Jordania, cuyo rey llegó a un pacto con los líderes sionistas para no intervenir. 
La Nakba llevó a la expulsión de más de un millón de refugiados, cuyos hijos y nietas son parte de la diáspora palestina, hoy integrada por más de cinco millones de personas en el mundo. La obra de historiadores como Pappé y Khalidi es fundamental para la recuperación de la memoria histórica de un pueblo que después de ser desposeído y perseguido, sigue resistiendo.  
La provocación de Donald Trump de trasladar la embajada norteamericana a Jerusalén no puede verse más que como una ofrenda de guerra para sus aliados estratégicos en la región, apoyando su redoblada ofensiva represiva sobre el pueblo palestino. 

Autora: Josefina L. Martínez

Nakba, el desastre de todo un pueblo

Por Pablo Gartzia / La Comuna
KAOS EN LA RED - Publicado en: 16 mayo, 2018 

El 15 de mayo el pueblo palestino conmemora el día de la Nakba, “Día de la Catástrofe”, que significó el nacimiento de eso que se llama Israel sobre tierras palestinas y supuso la expulsión de más de 700.000 palestinos y palestinas de sus tierras.
 



















El Ente Sionista de Israel es un proyecto político autoritario, imperialista, reaccionario, criminal, profundamente racista y profundamente teocrático.

Se podrá disfrazar de mil formas y podemos hablar de las doce tribus de Judá, de los romanos, de la expulsión de los judíos y del Holocausto, pero el Ente Sionista de Israel no tiene absolutamente nada que ver con todo lo anterior, es un proyecto político autoritario, imperialista, reaccionario, criminal, profundamente racista y profundamente teocrático.

Hoy 15 de mayo el pueblo palestino conmemora el día de la Nakba“Día de la Catástrofe”, que significó el nacimiento de eso que se llama Israel sobre tierras palestinas y supuso la expulsión de más de 700.000 palestinos y palestinas de sus tierras. Escuchaba esta mañana en el programa de Carlos Herrera en la COPE a un tertuliano de estos que saben de todo y en el fondo no tienen ni idea de nada que claro, que los palestinos llamasen catástrofe a sus vecinos no era nada bueno y no hablaba nada bien de ellos mismos. Lo que el tertuliano de la cadena de los curas se olvida es que los sionistas del Ente de Israel no son vecinos, son más bien “okupas” y parásitos que llegaron allí principalmente desde Europa y usando la violencia expulsaron a sus legítimos habitantes, los palestinos y palestinas. Por cierto, resulta curioso que desde la cadena episcopal se haga este tipo de afirmaciones y una apología al Ente Sionista cuando éste no deja de ser un proyecto racista y teocrático que se lo hace pasar bastante mal a los cristianos que habitan esa zona y que por cierto son palestinos, porque los palestinos y palestinas son los habitantes de Palestina sin importar su credo religioso ya sea musulmán, cristiano o judío.
nakba
Theodor Herzl, padre del Sionismo político.
Es importante dejar claro que Israel no nace por el legítimo derecho de una “nación judía” a su tierra a través del derecho a la autodeterminación de los pueblos. Nace de un proyecto político de mediados del Siglo XIX llamado “el sionismo” y que tiene como objetivo el que unos señores y señoras que profesan la religión judía ocupen un territorio que según ellos les corresponde porque un amigo imaginario del Cielo se lo dejo escrito en no sé qué libro. Y se podrá disfrazar de mil formas y podemos hablar de las doce tribus de Judá, de los romanos, de la expulsión de los judíos y del Holocausto, pero el Ente Sionista de Israel no tiene absolutamente nada que ver con todo lo anterior, es un proyecto político autoritario, imperialista, reaccionario, criminal, profundamente racista y profundamente teocrático.
Hay un hecho histórico ocurrido durante los primeros meses de la Alemania nazi que es poco conocido pero que nos puede ayudar mucho a entender el proyecto imperialista de Israel, el 25 de agosto de 1933 la Federación Sionista de Alemania y las autoridades nazis firmaron un acuerdo llamado el “Acuerdo de Haavara” por el cual se pretendía ayudar a los judíos alemanes a emigrar a Palestina. Pero el pacto iba incluso más allá ya que siempre que las autoridades nazis facilitasen esa emigración de judíos alemanes a Palestina las organizaciones sionistas colaborarían con el III Reich e incluso durante la guerra participarían en los llamados Judenratt, los consejos judíos de los guettos, que decidían quienes debían ser deportados a los campos de exterminio. Eso sí, este acuerdo y las organizaciones sionistas solo ayudarían a los judíos alemanes que tuvieran como destino Palestina, aquellos judíos que querían emigrar a otros países europeos o a EEUU no tuvieron ningún tipo de ayuda o facilidad para ello. Incluso los judíos acogidos al “Acuerdo de Haavara” podían llevar consigo parte de sus bienes y el resto les sería transferido a través de exportaciones alemanas a Palestina. Solo 60.000 judíos y judías de una población de 505.000 hebreos alemanes se acogieron a este acuerdo, ¿Por qué solo una pequeña parte de los judíos alemanes se fueron a Palestina? Porque los judíos alemanes en los años 30 se sentían profundamente alemanes, los judíos franceses profundamente franceses, los holandeses profundamente holandeses y así sucesivamente. No existía el sentimiento de pueblo judío ni de identidad nacional judía ni mucho menos identidad nacional israelí. Que parece que esto se nos olvida por culpa de todo lo que vino después.
¿En qué cabeza entra que una minoría, la que sea y por muy agredida o víctima que sea, se le puede otorgar un Estado y más sobre una tierra ya habitada por otra gente? ¿Acaso alguien defiende un Estado para los homosexuales? Pues esto y no otra cosa es la única legitimidad que se supone que tiene el engredo sionista ese llamado Israel.

¿Y qué fue lo que vino después?

La locura y genocidio nazi sobre los judíos de toda Europa, unos seis millones de ellos fueron asesinados entre los campos de exterminio y las matanzas en la Unión Soviética por los Einsatzgruppen de las SS. Esto hizo que Europa se conmoviera tanto que dio luces verde a lalocura ultranacionalista y racista sionista de robar la tierra a los palestinos para llevar allí a unos judíos europeos que nada tenían que ver con Palestina o la supuesta Tierra Prometida bíblica¿En qué cabeza entra que una minoría, la que sea y por muy agredida o víctima que sea, se le puede otorgar un Estado y más sobre una tierra ya habitada por otra gente? ¿Acaso alguien defiende un Estado para los homosexuales? Pues esto y no otra cosa es la única legitimidad que se supone que tiene el engredo sionista ese llamado Israel.
Y no nos olvidemos que una gran parte de los judíos y judías recién llegadas de Europa no dudaron en integrarse en organizaciones terroristas y asesinar vilmente a los palestinos, incluyendo a los palestinos judíos que llevaban siglos viviendo en paz y armonía con otros palestinos musulmanes y cristianos. Porque los sionistas que son expertos en ir de víctimas por la vida siempre han contado la historia a su manera y dicen que ellos fueron los agredidos por los árabes en 1948 cuando los países de alrededor intentaron por la fuerza echar a estos “okupas” criminales y racistas, pero fueron ellos los que durante años pusieron bombas y quemaron las casas de los legítimos dueños de las tierras palestinas.
Nakba
Más de 700000 palestinos y palestinas se vieron obligados a abandonar su tierra.
Y hay que decirlo bien claro, los criminales sionistas que asesinan a miles de palestinos todos los añosque han realizado una limpieza étnica y un genocidio continuado sobre el pueblo palestino, no tienen absolutamente nada que ver con los judíos y judías que fueron masacrados durante años por el racismo fascista europeo. Que son muchos los judíos y judías que levantan su voz, y cada vez más, contra un Ente que no les representa y que es para la comunidad judía una vergüenza y una infamia a su memoria y los millones de víctimas que han sufrido. Y al igual que con la lucha feminista contra el patriarcado en esta lucha contra el sionismo toca deconstruir el relato y empezar a liberar las palabras, yo no soy un antisemita porque decir que Israel es un engendro criminal y racista que hay que destruir, porque semitas son también los palestinos y palestinas que sufren desde hace 70 años la violencia de unos “okupas”. Y también hay que dejar claro para los despistados y despistadas que la lucha del pueblo palestino también es la lucha del pueblo sirio.
@PabloGartzia

TOMADO DE: http://noticiasuruguayas.blogspot.com
ENFacebook//ADOLFO LEON,  
ENTwittervictoriaoysocialista y
EN:  GoogleLibertad Bermejavictorianoysocialista@gmail.com